miércoles, 7 de octubre de 2020

Tallín, Estonia. 10 lugares que visitar.

Durante un crucero por las Capitales Bálticas tuve la oportunidad de visitar Tallin, fue una visita exprés de unas horas, como suele ocurrir en los cruceros, pero fue justo el tiempo suficiente que se necesita para enamorarse de esta hermosa ciudad medieval. Aunque en una visita tan corta solo me dio tiempo a ver lo más esencial (Catedral de Toompea, Catedral de Aleksandr Nevskij, Iglesia de San Nicolás, plaza del Ayuntamiento y el mirador de Patkuli en la parte alta de la ciudad) me pareció una ciudad tan interesante y me dejé tantas cosas por ver  que he decidido bucear un poco en internet y preparar este práctico post en el que os resumo los 10 lugares imprescindibles para visitar en Tallín.

Aquí os dejo los 10 lugares:

_____________________________________________

  1. 🚩 Plaza del Ayuntamiento
  2. 🏰 Murallas de Tallin
  3. 🏰 Kiek in de Kök y Bastion Tunnels
  4. ⛪ Iglesia de San Olaf
  5. ⛰ Colina Toompea
  6. ⛪ Catedral de Alekxandr Nievski
  7. 📷 Mirador Patkuli
  8. 🚩 Katariina käik
  9. 🏰 Palacio y Parque Kadriorg
  10. 🚩 Plaza de la Libertad

_____________________________________________

Introducción:


Tallin es la capital de Estonia es el centro cultural del país. Conserva su Ciudad Antigua amurallada y con adoquines, que alberga cafés y tiendas. En mi opinión, la capital de Estonia es una de las ciudades más bonitas de Europa. El centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, es una absoluta delicia. Sus murallas, torres, casas antiguas y callejuelas parecen un decorado medieval. Incluso sus restaurantes y comercios se han esmerado en conseguir ese look tan típico del Medievo. !Vamos allá!

1. Plaza del Ayuntamiento de Tallin

Foto | Plaza del ayuntamiento by Wikimedia Commons
La plaza del Ayuntamiento o "Raekoda Plats" con sus terrazas, restaurantes y quioscos, es uno de los lugares con más actividad de la parte baja de la ciudad. La plaza está cerrada en su lado meridional por el Ayuntamiento (Raekoda) que hoy es uno de los pocos edificios civiles es estilo gótico que se conserva en Europa del Norte.

Sobre el edificio del ayuntamiento se levanta una torre octogonal de 61 metros y está inspirada en el estilo de los minaretes islámicos y a la que a comienzos del siglo XVII se le añadió una aguja barroca, coronada por una banderola, en la que se representó un soldado medieval, conocido popularmente con el sobrenombre de "Vana Toomas" ("el soldado Tomás") y que es un símbolo de la ciudad. Hoy una copia sustituye a la banderola original que se guarda en el Museo Municipal.

En el interior del edificio del Ayuntamiento se pueden visitar algunas salas. En el primer piso la Sala de las Asambleas Cívicas o la Sala del Consejo, que servía además como tribunal de justicia y que conserva los asientos de madera originales de los miembros del Consejo.

En la esquina Nordeste de la plaza, en el número 11, está la Raeapteegi hoone, una farmacia fundada en 1422 y que permaneció como tal hasta 1996. En su interior se exponen algunos tarros y utensilios de la época relacionados con la farmacia.

🍴Recomendación.

El III Draakon, una pequeña taberna situada en los portales del Ayuntamiento donde sirven comida al estilo medieval: sin luz eléctrica, con puchero y cuchara de madera.

2. Murallas de Tallin

Foto | Murallas de Tallin by Wikimedia Commons

Si por algo es conocida la ciudad de Tallin es por sus bellísimas murallas. Aunque parcialmente reconstruidas, hoy en día se conservan 20 torres, dos puertas y cerca de 2km de muralla. La fortificación original de madera databa de finales del s.XIII, pero ya en el s.XIV se empezó a construir la actual muralla de piedra. Además de pasear a vuestro aire por el perímetro exterior o interior, hay varios puntos de interés que os queremos recomendar.

El tramo de muralla que se puede recorrer a pie (indicado con el nombre genérico de Tallinna Linnamüür) es el que une las torres de Nunna, Sauna y Kuldjala. Si no podéis ir por los horarios, podéis quitaros la espina paseando por la terraza del café Dannebrog, ubicada en la propia muralla. Este café se encuentra en los Jardines del Rey Danés, un lugar ideal para disfrutar de la fortificación. Tampoco hay que perderse las dos puertas que aún quedan en pie. La más espectacular es la Puerta Viru, de la que aún conservan dos de las torres que la formaban. Al final de la calle Pikk, una de las más bonitas de Tallin, se halla la Gran Puerta Costera, anexa a la torre Paks Margareeta.

3. Kiek in de Kök y Bastion Tunnels

Foto | Torre Kiek in de Kok by Wikimedia Commons

Aunque forma parte de las murallas, la torre Kiek in de Kök merece mención aparte. Esta torre de artillería de 38m, construida hacia 1470, alberga en su interior tres espacios que se pueden combinar o visitar por separado. Por un lado se encuentra la exhibición permanente, repartida por 6 plantas y centrada en el origen de la ciudad, la historia de su fortificación y diferentes campañas militares. Desde la última planta se obtienen buenas vistas de la ciudad. Por otro lado se encuentran los Túneles del Bastión. Solo se puede entrar con las visitas guiadas previa reserva (no disponibles en castellano), pero merece la pena si tenéis curiosidad por explorar el sistema de túneles defensivos de la ciudad, construidos a partir de 1670. Por último, en el Museo de Piedra Tallada podéis admirar hasta 600 piezas talladas en piedra de época medieval.

4. Iglesia de San Olaf

Una de las iglesias que tenéis que visitar en Tallin es la Iglesia de San Olaf (Oleviste kirik) construida entre los siglos XII y XIII. No es que tenga un interior especialmente bello, pero la agotadora subida al campanario (que alcanza 124m en su punto más alto) tiene como recompensa unas vistas fabulosas sobre la ciudad.

Paseando por el casco antiguo encontraréis otras muchas iglesias interesantes, como la Iglesia de San Nicolás (Niguliste kirik), construida en el s.XIII y convertida hoy en día en museo de arte medieval; la Iglesia del Espíritu Santo (Püha Vaimu kirik), también del s.XIII, con un reloj  del s.XVII en su exterior y un bonito altar mayor; o la tosca Catedral católica de San Pedro y San Pablo de 1841, ubicada junto a las ruinas de un antiguo monasterio dominicano. 

Foto |  by Wikimedia Commons

-------------------------------------------------

Horario: Del 8:00h a 18:00h
💲Precio entrada: entrada es gratuita
-------------------------------------------------

5.Colina de Toompea

Foto | Vistas desde la Colina Toompea by Wikimedia Commons

La Colina de Toompea se extiende como un apéndice del casco antiguo en la parte suroeste del mismo. Desde esta colina, las numerosas potencias extranjeras que han ocupado Estonia a lo largo de las centurias (suecos, alemanes, daneses, rusos, etc.) ejercieron su poder. Se dice que quien conseguía izar su bandera en la torre Pikk Hermann del Castillo de Toompea, automáticamente gobernaba en el país. Actualmente el castillo es la sede del Parlamento estonio y no es de extrañar que la bandera que lucen allí (la suya) hoy sea un símbolo nacional. El edificio original es de 1229, aunque muy remodelado. Desde el interior de la colina se puede ver la fachada barroca y desde el exterior tiene un aire más medieval.

En la Colina de Toompea sobresalen otros dos edificios: la llamativa Catedral de Alejandro Nevski de Tallin (1900), sede la iglesia ortodoxa; y la Catedral de Santa María, fundada hacia 1233 y base de la iglesia luterana evangélica estonia. Además de visitar su bello interior, se puede subir hasta su campanario barroco de 69m.

6. Catedral de Alexandar Nevski
Foto | Catedral Alexandr Nievski by Wikimedia Commons

La catedral de Alejandro Nevski es una catedral ortodoxa estonia ubicada en Toompea, en el Centro histórico de Tallin, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1997.​ La catedral fue construida entre 1894 y 1900 y consagrada el 30 de abril de ese año,​ durante el periodo en el cual la actual Estonia formaba parte del Imperio ruso, se construyó siguiendo el diseño de Mikhail Preobrazhensky, basado en el antiguo modelo arquitectónico ruso, poseyendo la cúpula más grande de entre las catedrales ortodoxas. Está dedicada a san Alejandro Nevski, quien salió victorioso en la batalla del lago Peipus en 1242. Alejo II, que terminaría siendo patriarca, comenzó su ministerio sacerdotal en la catedral.
La catedral había sido considerada por los estonios como un monumento a la dominación rusa, por lo que las autoridades ordenaron su demolición en 1924; decisión que nunca fue llevada a cabo. 
-------------------------------------------------
Horario: Del 8:00h a 18:00h
💲Precio entrada: entrada es gratuita
💻web:https://nevskysobor.ee/
-------------------------------------------------

7. Mirador Patkuli
Imagen de portada del post.


Tallin, como ya estamos viendo, es una ciudad para ser disfrutada desde diferentes ángulos. Quizá el mejor mirador (grauito) de la ciudad es el de Patkuli, ubicado en la parte norte de Toompea. Las vistas son, sencillamente, sublimes, con la iglesia de San Olaf en primer plano, las torres y el mar de fondo. Un poco más al sur se encuentra el mirador de Kohtuotsa, otro lugar desde el que se puede ver Tallin en todo su esplendor. 
Se puede llegar dando un paseo desde el casco antiguo.

8. Katariina käik

Foto |  Pasaje de Santa Katarina by Wikimedia Commons

El centro histórico de Tallin está lleno de rincones y callejuelas preciosos, pero quizá el lugar más pintoresco y donde más se respira el ambiente medieval de la ciudad es el Pasaje de Santa Catalina (Katariina käik), una calle que transcurre por los restos de la antigua iglesia homónima. Además de ser un sitio muy fotogénico, se pueden ver varios talleres donde se trabaja de forma artesanal el vidrio, la cerámica, diferentes tipos de telas, etc.

9. Palacio y Parque Kadriorg

Foto |  Palacio Kadriorg by Wikimedia Commons

Si disponéis de al menos dos días para visitar Tallin podéis acercaros hasta el Palacio Kadriorg (25 min. en bus desde el centro). Este colorido palacio barroco, construido por orden del zar ruso Pedro el Grande en 1718, alberga hoy en día un museo de arte. Aunque no os interese visitar la colección, merece la pena acercarse hasta allí para disfrutar de los preciosos jardines del palacio y todo el entorno del Parque Kadriorg, lleno de fuentes, pequeños lagos, árboles y varios edificios de época, así como el anfiteatro al aire libre Lauluväljak. Si queréis completar la visita por la zona os podéis acercar hasta el moderno museo de arte Kumu, galardonado en 2008 con el premio «Museo europeo del año». 

-------------------------------------------------
Horario: Del 10:00h a 18:00h
🚌Cómo llegar: En bus. Parada Kaubamaja, 4 paradas hasta Kumu. Después caminar 950m
💲Precio entrada: adultos 6,50€ | familias: 13€
💻web:https://kadriorumuuseum.ekm.ee/
-------------------------------------------------

10. Plaza de la Libertad

La Plaza de Libertad, dominada por la insulsa Iglesia de San Juan (1872), probablemente no es uno de los principales lugares que ver en Tallin, pero resulta interesante observar una pincelada de esa otra Tallin más allá de la muralla y del centro medieval. Esta plaza, renovada completamente en 2009, es un importante símbolo patrio donde se realizan desfiles militares y diferentes actos civiles. En uno de sus laterales destaca la Columna de la Victoria que homenajea a los caídos en la Guerra de la Independencia de Estonia (1918-20).

Mapa de los lugares que visitar en Tallin | Amplia aquí el mapa



Fuentes:
Imágenes.
  • Portada | por Alejandro Urdiales
  • Resto imágenes | Wikimedia Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario