jueves, 1 de enero de 2009

Arde el cielo

Todas las mañanas antes de desayunar, subo la persiana de la ventana de la cocina para ver qué día hace.
Aquel día cuando lo hice me quedé con la boca abierta, parecía que le horizonte estaba en llamas. Por supuesto fui corriendo a por mi cámara para fotografiar el espectáculo. Aquí lo tenéis

¿Qué os parece?